News Seth Stratton | one year ago

El Levine Children's Hospital (Hospital de Niños Levine) hace Historia de Trasplante de Corazón

El Equipo de Cardiología Pediátrica completa dos trasplantes exitosos en un día.

Editor's Note: Rihanna Carlos is one of our many Hispanic patients at Levine Children's Hospital. Rihanna's family, as well as others who do not speak or understand English, have a unique experience at our hospital due to language barriers. Yet our teams find a way to communicate with them and make their experience as positive as possible. We are sharing Rihanna's story in Spanish so that her family, and our other Hispanic families, can read it in the same way as our English-speaking families.  La pequeña Rihanna Carlos no lo sabe todavía, pero ella fue parte de la historia esta semana. Temprano en la mañana del 3 de noviembre, el equipo cardiovascular pediátrico del Levine Children's Hospital comenzó una cirugía de trasplante de corazón en la niña de cuatro meses, una hora después de trasplantar a otro paciente. Los dos procedimientos trajeron los números del equipo a 10 trasplantes en el año 2016, el máximo que el equipo ha realizado en un año. Rihanna, el décimo paciente de trasplante de corazón de 2016, es la única niña del grupo y es la primera en la historia del programa cardíaco del hospital en tener un corazón que no coincide con su tipo de sangre. Los órganos de tipo sanguíneo incompatibles típicamente no se pueden administrar a personas mayores de 3 años debido a anticuerpos en la sangre. "Ella fue clasificada como una candidata ABO corazón incompatible", dice el Dr. Gonzalo Wallis, un Pediatra Cardiólogo y Director del Programa de Insuficiencia Cardíaca. "Usualmente, los trasplantes de corazón usan el mismo tipo de sangre, pero ella no tiene anticuerpos contra otros tipos de sangre, por lo tanto, ella podría utilizar el corazón de cualquier persona". Sin embargo, una oferta de un donante compatible se hizo disponible así que finalmente eso fue lo que recibió Rihanna. El corazón era, según describió el Dr. Wallis, "perfecto".

Curación de un Corazón Enfermo

Antes del trasplante, el Dr. Wallis y el equipo utilizaron medicamentos intravenosos para ayudar al corazón enfermo de Rihanna a trabajar mejor. Gladys, la madre de Rihanna, tiene cuatro hijos además de Rihanna, y todos están sanos sin señales de enfermedad cardíaca. Ella tuvo un embarazo normal con Rihanna, así que asumió que su hija sería sana también. Pero, después de un mes y medio, Rihanna se enfermó y finalmente terminó en el cuidado del equipo de cardiología pediátrica. Los médicos diagnosticaron a Rihanna con cardiomiopatía, que muy probablemente fue causada por una mutación genética que se desarrolló con el tiempo y no pudo ser detectada durante el embarazo.

Una Familia Inolvidable Conquista al Personal del Hospital

El Dr. Wallis se refiere en broma a Rihanna como su "novia", mientras que las enfermeras se refieren a ella y a su familia como "estrellas" del hospital. "Son una familia increíble y han capturado los corazones de todos aquí", dice el Dr. Wallis. "Los hermanos de Rihanna son un grupo de niños maravillosos, inquietos, de cabello largo, y todos ayudan a iluminar nuestros pasillos".

El Intérprete Brinda Compasión, Apoyo a la Mamá

La madre de Rihanna sólo habla y entiende español, así que el equipo confió en un intérprete para ayudar, específicamente, Nannette Badillo Cordero, quien formó una relación especial con Gladys. "Nos conocimos hace 2 meses, justo en el principio", dice Badillo Cordero. "Ella es una madre tan valiente y la admiro, es tan joven, con tanta responsabilidad". Hubo una conexión inmediata entre las mujeres, ya que Badillo Cordero tradujo con compasión y precisión la información de los médicos a la mamá. "Como intérpretes, necesitamos encontrar la manera correcta de interpretar las cosas, no necesariamente debe ser palabra por palabra de lo que dicen los doctores, porque a veces, los pacientes reciben el mensaje, pero no se comprende". Para Badillo Cordero, la familia Carlos es una que ella recordará. Con frecuencia le decía a Gladys que rezaba por ella y su bebé todos los días, y ella ocupaba el papel de alguien con quien Gladys se reía, ver a Rihanna y para compartir los constantes altibajos que acompañan la estancia en un hospital. La mañana del trasplante, las dos mujeres se cruzaron por los ascensores, y de inmediato se abrazaron y lloraron y celebraron en un momento que tocará Badillo Cordero para siempre. "¡Hoy fue un final feliz!"